Vacunas para viajar al Amazonas

Las siguientes recomendaciones son para viajes de corto plazo para personas procedentes de América del Norte o Europa y se limita a excursiones en barco por el río Amazonas. Para todos los otros viajes deberás ver el artículo Vacunas para viajar a Brasil. Todos los viajeros deberán visitar ya sea a su médico personal o ir a una clínica de salud de viaje de 4 a 8 semanas antes de emprender el viaje.

Vacunas para viajar al Amazonas

Vacunas

Hepatitis A

La vacuna contra la hepatitis A es recomendada para todos los viajeros. La hepatitis A es una enfermedad muy contagiosa que ataca el hígado. Se transmite de persona a persona al ponerse en la boca un objeto contaminado con las heces de una persona infectada con el virus de la hepatitis A.

Se recomienda la vacuna contra la hepatitis A para todos los viajeros mayores de un año de edad. Se debe administrar por lo menos dos semanas (preferiblemente cuatro semanas o más) antes de la salida. Debe administrarse un refuerzo de la vacuna de 6-12 meses después de conferir inmunidad a largo plazo. Hay dos vacunas están disponibles actualmente: VAQTA (Merck and Co., Inc.) y Havrix (GlaxoSmithKline). Ambas son bien toleradas. Los efectos secundarios, que son generalmente leves, pueden incluir dolor en el lugar de la inyección, dolor de cabeza y malestar general.

Los adultos mayores, personas inmunocomprometidas y aquellos con enfermedad hepática crónica u otras afecciones médicas crónicas en menos de dos semanas antes de la salida deben recibir una sola dosis intramuscular de inmunoglobulina (0,02 ml / kg) en una zona de inyección anatómica independiente, además de la dosis inicial de la vacuna. Los viajeros que tengan menos de un año de edad o alergia a un componente de la vacuna deben recibir una sola dosis intramuscular de inmunoglobulina en el lugar de la vacuna.

Fiebre Tifoidea

Se recomienda para los viajeros que pueden comer o beber fuera de los grandes restaurantes y hoteles. En general, se da en una forma oral (Vivotif Berna) que consta de cuatro cápsulas tomadas en días alternos hasta completar la serie. Las cápsulas deben mantenerse refrigeradas y tomar con un líquido frío. Los efectos secundarios son poco comunes y pueden incluir malestar abdominal, náuseas, erupciones cutáneas o urticaria. La alternativa es una vacuna de polisacárido inyectable (Typhim Vi; Aventis Pasteur Inc.) dada como una dosis única. Las reacciones adversas, que son poco frecuentes, pueden incluir molestias en el lugar de la inyección, fiebre y dolor de cabeza. La vacuna oral está aprobada para los viajeros menores de seis años, mientras que la vacuna inyectable está aprobada para las personas mayores de dos años. No existen datos sobre la seguridad de la vacuna contra la fiebre tifoidea durante el embarazo. La vacuna inyectable (Typhim Vi) es probablemente preferible a la vacuna oral en viajeros inmunodeprimidos y embarazadas.

Fiebre amarilla

Se recomienda para todas las áreas en los estados de Acre, Amapá, Amazonas, Goiás, Maranhão, Mato Grosso, Mato Grosso do Sol, Minas Gerais, Pará, Rondonia, Roraima y Tocantins y partes de los estados de Bahía, Paraná, Piauí, Rio Grande do Sul y Sao Paulo. Es requerida para los viajeros que llegan de una zona infectada por la fiebre amarilla en África o las Américas.

Se recomienda la vacuna contra la fiebre amarilla a todos los viajeros mayores de 9 meses. En marzo de 2002, un hombre de Texas no vacunado murió de fiebre amarilla después de un viaje de pesca de 6 días en el Río Negro al oeste de Manaos, en el estado de Amazonas. En 1996, un residente de Tennessee murió de fiebre amarilla contraída durante un viaje de nueve días a lo largo de los ríos Río Negro y el Amazonas. En el mismo año, un viajero suizo adquirió la fiebre amarilla, muy probablemente durante un viaje en barco cerca de Manaus. La vacuna contra la fiebre amarilla (YF-VAX, Aventis Pasteur Inc.) debe ser administrada en un centro de vacunación aprobado contra la fiebre amarilla, que dará a cada persona vacunada un Certificado Internacional de Vacunación completamente validado. Las reacciones a la vacuna, que son generalmente leves, incluyen dolores de cabeza, dolores musculares y fiebre de bajo grado. Las reacciones alérgicas graves, tales como urticaria o asma, son raras y ocurren generalmente en las personas con antecedentes de alergia al huevo. La vacuna no debe, en general, administrarse a aquellos que son más jóvenes de nueve meses de edad, embarazadas, inmunodeprimidos o alérgicos a los huevos.

Sarampión, paperas y rubéola (MMR)

Se recomiendan dos dosis para todos los viajeros nacidos después de 1956, si no se ha administrado ya previamente.

Se recomiendan dos dosis (si no se da previamente) para todos los viajeros nacidos después de 1956, a menos que los análisis de sangre muestren inmunidad. Muchos adultos nacidos después de 1956 y antes de 1970 sólo recibieron una vacuna contra el sarampión, las paperas y la rubéola cuando eran niños y deben recibir una segunda dosis antes del viaje. La vacuna triple viral no debe administrarse a personas embarazadas o severamente inmunocomprometidas.

Vacunas obligatorias para viajar al Amazonas

Tétanos y difteria

Se recomienda la vacuna contra el tétanos y difteria para todos los viajeros que no han recibido una inmunización contra el tétanos y la difteria en los últimos 10 años. Se recomiendo la revacunación cada 10 años.

Medicamentos

La diarrea del viajero es la dolencia más común relacionada con los viajes. La piedra angular de la prevención son las precauciones con los alimentos y el agua, como se indica a continuación. Todos los viajeros deben llevar consigo un antibiótico y un fármaco antidiarreico para ser iniciado de inmediato si se produce una diarrea significativa, definida como tres o más deposiciones sueltas en un período de 8 horas o cinco o más deposiciones sueltas en un período de 24 horas, sobre todo si se asocia con náuseas, vómitos, calambres, fiebre o sangre en las heces. Generalmente se preescribe un antibiótico de quinolona como el ciprofloxacina (Cipro) de 500 mg dos veces al día o el levofloxacina (Levaquin), 500 mg una vez al día durante un total de tres días. Los antibióticos de quinolonas son generalmente bien tolerados, pero de vez en cuando causan sensibilidad al sol y no se deben administrar a niños, mujeres embarazadas o cualquier persona con un historial de alergia a las quinolonas. Los regímenes alternativos incluyen un curso de tres días de 200 mg de rifaximina (Xifaxan) tres veces al día o de 500 mg de azitromicina (Zithromax) una vez al día. La rifaximina no debe ser utilizada por las personas con fiebre o sangre en las heces y no está aprobada para las mujeres embarazadas o los menores de 12 años. La azitromicina se debe evitar en los alérgicos a la eritromicina o a los antibióticos relacionados. Un medicamento contra la diarrea, como la loperamida (Imodium) o el difenoxilato (Lomotil) se deben tomar según sea necesario para disminuir la frecuencia de las deposiciones, pero no lo suficiente para detener los movimientos del intestino por completo. El difenoxilato (Lomotil) y la loperamida (Imodium) no deben administrarse a niños menores de dos años.

La mayoría de los casos de diarrea del viajero son leves y no requieren ni antibiótico, ni medicamentos antidiarreicos. La ingesta de líquidos adecuada es esencial.

Si la diarrea es severa o con sangre, o si la fiebre se produce con escalofríos, dolor abdominal severo, o si la diarrea persiste por más de 72 horas, se debe buscar atención médica.

Aunque son eficaces, los antibióticos no se recomiendan de forma profiláctica (es decir, para prevenir la diarrea antes de que ocurra) debido al riesgo de efectos adversos, aunque este enfoque puede estar justificado en situaciones especiales, tales como los viajeros inmunocomprometidos.

Malaria

La malaria en el río Amazonas: Se recomienda la profilaxis. Cualquiera medicamento de mefloquina (Lariam), atovacuona / proguanil (Malarone) o doxiciclina se puede suministrar. La mefloquina se toma una vez por semana en una dosis de 250 mg, a partir de una a dos semanas antes de la llegada y continuando a través del viaje y durante cuatro semanas después de la salida. La mefloquina puede causar síntomas neuropsiquiátricos leves, como náuseas, vómitos, mareos, insomnio y pesadillas. En raras ocasiones, se producen reacciones graves, incluyendo depresión, ansiedad, psicosis, alucinaciones y convulsiones. La mefloquina no se debe administrar a cualquier persona con un historial de convulsiones, enfermedad psiquiátrica, trastornos de la conducción cardíaca o alergia a la quinina o quinidina. Los que toman mefloquina (Lariam) deben leerse la Guía del medicamento Lariam. La atovacuona / proguanil (Malarone) es una píldora combinada tomada una vez al día con la comida a partir dos días antes de la llegada y continuando a través del viaje y durante siete días después de la salida. Los efectos secundarios, que suelen ser leves, pueden incluir dolor abdominal, náuseas, vómitos, dolor de cabeza, diarrea o mareos. Las reacciones adversas graves son poco frecuentes. La doxiciclina es eficaz, pero puede causar una reacción de quemadura solar exagerada, lo que limita su utilidad en los trópicos.

Los viajeros que van a estar un largo periodo y que pueden no tener acceso a la atención médica deben llevar consigo medicamentos para el auto-tratamiento de emergencia en caso de que desarrollen síntomas indicativos de paludismo, como fiebre, escalofríos, dolores de cabeza y dolores musculares, y no pueden obtener atención médica dentro de las 24 horas. Los síntomas de la malaria a veces no ocurren durante meses o incluso años después de la exposición. Las medidas de protección contra los insectos son esenciales.

Otras infecciones

  • Esquistosomiasis (adquirida por nadar, bañarse o caminar en los cuerpos contaminados de agua dulce).
  • Leptospirosis (zonas principalmente urbanas; principalmente son huéspedes en roedores, perros, cerdos y ratones).
  • Leishmaniasis cutánea y mucocutánea.
  • Leishmaniasis visceral (principalmente en el Nordeste).
  • Encefalitis equina venezolana.
  • Encefalitis equina del este.
  • Hepatitis D (cuenca alta del río Amazonas a lo largo de los ríos Purus y Juruá).

Se ha informado de la infección por VIH (virus de inmunodeficiencia humana), pero los viajeros no estarían en situación de riesgo a menos que tengan contactos sexuales sin protección o reciban inyecciones o transfusiones de sangre.

Los siguientes artículos pueden interesarte: Evitar picaduras de mosquitos, Enfermedades de mosquitos y Vacuna contra la gripe.